martes, 24 de marzo de 2009

El lavavajillas no calienta el agua

El lavavajillas no calienta el agua. Eso me dice mi mujer cuando llego de trabajar. Ese mismo día, lo examine para ver si le veía alguna anomalía. Pensé que podía ser: el termostato, la resistencia o, el termorregulador. Pero todo parecía estar bien.

A la mañana, siguiente, pregunte a un compañero que es fontanero y me dijo que lo más probable es que fuera el termostato, que se encuentra en la puerta del lavavajillas, dentro, entre la puerta y el contrachapado de fuera de la puerta.

Ese día desmonte la contrapuerta, y quite el termostato, que tiene forma de botón y dos cables. Fui a la tienda de repuestos, y me dijeron que era un termostato de los que se rearma sólo, por lo que no era necesario cambiarlo.

Entonces me lleve la resistencia, la cambie y siguió sin funcionar; volví a la tienda y el dependiente me dejo un termostato, lo cambie y el lavavajillas seguía sin calentar el agua. A todo esto el dependiente de la tienda, se porto con migo, estupendamente no me cobro ninguna de las piezas.

Después de todas estas peripecias, tuve que decirle al señor de la tienda, que me mandara el técnico.

Resulta que la avería era del termostato, como me había dicho mi compañero, que no se rearmaba sólo. Lo cambio el técnico y el lavavajillas vuelve a calentar el agua como siempre. Y no me cobro mucho.

1 comentario:

chuidiang dijo...

Son las cosas típicas que te dice tu mujer cuando llegas de trabajar, antes de que te quites el abrigo y antes de decirte "¿qué tal?". La mía hace lo mismo.

Se bueno.